Inspecciones laborales: cambios en las infracciones a los autónomos

Desde el 1 de octubre los autónomos tienen que pagar un 20% más en las multas puestas por el Ministerio de Trabajo. Se trata de una medida recogida en la Ley sobre infracciones y sanciones con la que el Gobierno endurece las infracciones puestas en las inspecciones de trabajo. En este sentido, las infracciones pueden ser desde leves hasta muy graves y en todos estos rangos los autónomos se verían perjudicados. Consulta cómo te va a afectar esta medida.

 

El ejecutivo ya ha aprobado el cambio incluido en la Ley sobre infracciones y sanciones que entró en vigor el pasado 1 de octubre. El cambio quedó recogido en la Disposición final primera de la Ley de trabajo a distancia 10/2021, y desde este mes los nuevos importes están ya en vigor dentro de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISSOS).

Con el incremento por incumplir la normativa laboral, la sanción leve pasa 625 a 750 euros; de 6.250 euros a 7.500 euros la grave; y de 187.515 euros a 225.018 euros, la muy grave. Eso sí, las infracciones cometidas con anterioridad, se sancionaran conforme a las cuantías anteriores.

Veamos qué tipos de infracciones existen y algunos ejemplos de las cantidades a pagar:

Infracciones leves

En la categoría de infracciones leven no entran aquellas en el ámbito de la Seguridad Social, por lo que las más habituales son las relacionadas con las relaciones laborales y la prevención de riesgos. Con este tipo de sanciones, las infracciones pasarían a ser de entre 60 a 625 euros, a entre 70 y 750 euros.

En las primeras entrarían conceptos como no entregar a tiempo el recibo de los salarios a los empleados o no exponer el calendario laboral en un lugar visible por todos los trabadores como exige la normativa.

Entre las irregularidades sobre la prevención de riesgos, cuyas sanciones pasarían de ser de entre 40 y 2.045 a entre 45 y 2.450 euros, son habituales las relacionados con la gestión y el papeleo, por ejemplo, no comunicar en tiempo y forma un accidente laboral o dejar de enviar la documentación apropiada sobre las políticas de prevención de riesgos de la empresa. Aunque también son comunes, y con mayor cuantía en la sanción, aquellas infracciones relacionadas con un potencial riesgo laboral, como las políticas de desinfección y limpieza, por poner un ejemplo.

Infracciones graves

Este tipo de infracciones son las más comunes y abarcan 3 grandes áreas:

  • Seguridad Social: Estas infracciones pasarían a ser sancionadas de entre 3.126 euros y 10.000 euros, a ser de entre 3.750 euros y 12.000 euros. Aquí encontramos casos como los trabajadores sin dar de alta (o dados de alta después de que empezara a trabajar), o las infracciones en materia de pago a la SS por los empleados.
  • Relaciones Laborales: En el caso de las infracciones relacionadas con las relaciones laborales, suelen girar alrededor de las horas extras, las vacaciones o tratarse de irregularidades en el control del registro de la jornada laboral.
  • Empleo: Con respecto a materia de empleo, las infracciones han pasado de ser de entre 626 euros a 6.250, a ser de entre 751 euros y 7.500.

Entre las graves, también se encuentran las referidas a la prevención de riesgos, que pasan de ser de entre 2.046 euros y 40.985, a ser de entre 2.451 euros y 49.180.

Infracciones muy graves

Por último, entre las infracciones laborales que puede sancionar la inspección se encuentran las calificadas como muy graves. Estas multas pasarían de ser de entre 6.251 y 187.515, a ser de entre 7.501 a 225.018.

Aquí entran en juego los fraudes graves, como ocupar a alguien que esté cobrando la prestación por desempleo o incrementar la base de cotización indebidamente, también la vulneración de los derechos laborales fundamentales o la discriminación del trabajador por razón de sexo, género u origen.

También cualquier irregularidad relacionada con los ERTE, sobre los que la Administración ya ha advertido que habrá inspecciones constantes para evitar fraudes.

Los mayores importes están reservados para las infracciones en materia de prevención. Desde octubre, estas multas pasan a ser de entre 49.181 hasta  983.736 euros.

Inteligencia Artificial para detectar infractores

El 1 de enero del 2022 empieza otra de las novedades relacionadas con la ley y las infracciones, serán robots los que sancionen las infracciones de los autónomos.

Se aplicarán las nuevas tecnologías en el ámbito de actuación de la Administración para, por un lado, permitir el análisis masivo de datos para «la detección del incumplimiento» y, por otro, para que pueda iniciarse el procedimiento sancionador automáticamente, es decir, sin la intervención directa de un funcionario.

Aunque parezca ciencia ficción la realidad es que a pesar de ser un proceso relativamente sencillo y que ya se aplica en otros ámbitos, como los radares en tráfico, no habrá casi ningún caso en el que se pueda actuar sin la interpretación de un funcionario. La clave estará en el tratamiento masivo de datos que permitirá constar incongruencias rápidamente, especialmente las relacionadas con fraudes a la Seguridad Social, que luego pasarán a manos de un inspector.

Recuerda que el objetivo de este aumento no es otro que actualizar las multas, que no cambian desde el 2007, con la evolución de la inflación, de forma que el afán de las sanciones sea más disuasorio que recaudatorio. Así que si tienes dudas sobre los procedimientos que puedan ponerte en una de las situaciones que hemos comentado, debes consultar siempre con un profesional.

 

 

Fuente: Vodafone News

Leave A Reply