El límite de la temporalidad se fijará en los convenios colectivos

Trabajo se muestra abierto a «profundizar más allá»

Mucho revuelo se organizó este jueves a costa de la limitación de las empresas de superar un 15% de empleo temporal en su plantilla. Mucho revuelo y demasiado ruido como apuntó el presidente de la patronal, Antonio Garamendi. Desde Trabajo matizaron que, como señaló el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, en la rueda de prensa del paro del miércoles -antes de la reunión de la mesa de negociación-, se trata de una propuesta abierta a la negociación.

Posteriormente, en la última reunión de la mesa que se inició tras la rueda de prensa el límite de la temporalidad del 15% se trató en exclusiva y, según fuentes de los negociadores, se produjo un rechazo generalizado en contra de la propuesta. Entre las alternativas que se barajaron, cobra fuerza que los límites a la temporalidad se fijen sectorialmente mediante los convenios colectivos, lo que supone una autorregulación más que una imposición jurídica establecida en la ley de manera generalizada para todos los sectores. Una propuesta que defendieron especialmente los representantes de los empresarios.

yolanda-diaz-circulo-empresarios-efe.jpg
La titular de Trabajo, Yolanda Díaz. EFE

No obstante, no se descartó que se pudiese establecer algún tipo de suelo porcentual a la temporalidad, especialmente defendido desde los sindicatos. En este sentido, se discutió la adopción de la legislación italiana que establece un límite legal del 20% de la temporalidad, aunque con matices que pueden afectar a ciertos sectores

El debate quedó abierto y tanto empresarios, sindicatos y el Gobierno (ya no solo el Ministerio de Trabajo) tendrán que presentar sus propuestas en una próxima reunión. Desde Trabajo se matizó que «todavía no hay nuevo texto que, por supuesto, seguiremos enriqueciendo con aportaciones de los interlocutores sociales, estudiando todas, para profundizar más allá de un límite genérico«.

El trasfondo de la batalla radica en qué criterio se debe usar para reducir la temporalidad. El Ministerio de Trabajo y el sindicato CCOO han defendido que el nudo gordiano debe centrarse en acotar las causas que justifiquen la posibilidad de una contratación temporal. Y así lo defendieron el pasado miércoles. Con este principio, el contrato indefinido pasaría a ser el predominante en el mercado laboral español, algo que el Ministerio de Trabajo ya planteó en el segundo borrador de negociación del 2 de junio. Sin embargo, el pasado 11 de octubre se presentó una nueva propuesta de negociación (la sexta), que añadía un segundo criterio. Se establecía que el «contrato temporal no podrá superar el 15% de la plantilla anual de cada empresa».

Medias comunitarias

Según las fuentes consultadas por eE, la CEOE se mostró especialmente beligerante con la propuesta por considerarla inviable. En cualquier caso, según estas mismas fuentes, desde la patronal sugirieron que si el Gobierno quería establecer los límites debería ser, primero de forma autorregulada mediante los convenios colectivos, y luego modulado según sectores ajustados a los parámetros medios de la UE.

En la reunión del pasado miércoles se plantearon la imposibilidad de que ciertos sectores en España, en especial la agricultura o el turismo -entre otros- puedan cumplir un límite genérico.

Desde los sindicatos, especialmente CCOO, se propuso establecer también limitaciones en función del número de trabajadores. La organización de Unai Sordo ha puesto sobre la mesa una limitación genérica del 15% supondría que las microempresas de menos de 10 personas no podrían contar en su plantilla con ningún contratado temporal. Estas mismas fuentes señalan que el Gobierno (por primera vez había representantes de los ministerios de Asuntos Económicos y de Seguridad Social), ante la oposición que generará el límite del 15% presentará otra alternativa, sin descartar un porcentaje máximo.

Una nueva propuesta del Gobierno

El jueves, eE publicó que Trabajo no presentará un nuevo documento de negociación y que el debate se centrará en lo ya discutido. Una opinión que no comparte la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, que el jueves anunció, en referencia al límite del 15%, que «habrá una propuesta nueva, por supuesto, para la próxima reunión en esa mesa de diálogo social de la próxima semana, que irá incorporando las contribuciones de las distintas negociaciones, ideas distintas, y conversaciones que están teniendo lugar». Y matizó, que el documento también contaría con «las contribuciones de los distintos ministerios». Antonio Garamendi criticó ayer que no se hubiese presentado ya el pasado miércoles ese nuevo borrador de negociación.

Fuente: Eleconomista.es

Leave A Reply