Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar la navegación, analizar la actividad de la web e interactuar con nuestras redes sociales. Al continuar navegando por nuestro sitio web, entendemos que Ud. acepta la instalación de las cookies en su navegador, según nuestra Política de Cookies.

[Aceptar y seguir]


Últimas Novedades

Miércoles, 29 de abril de 2020
MORATORIA EN EL PAGO Y APLAZAMIENTO DE DEUDAS ANTE LA SEGURIDAD SOCIAL

LISTADO SEGUN CNAE PARA ACTIVIDADES DE AUTONOMOS Y EMPRESAS QUE PUEDEN PEDIR LA MORATORIA


Se ha publicado la OM ISM/371/2020 que concreta las actividades, según su CNAE, a las que se puede aplicarse la moratoria en el pago de las cotizaciones sociales, regulada en el art. 34 RDL 11/2020

La Exposición de Motivos del Real Decreto-Ley 11/2020, de 31 de marzo , por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19, reconoce que, con motivo de la situación excepcional de emergencia sanitaria, muchas empresas y autónomos han tenido que suspender su actividad o la han visto reducida considerablemente.

Por ello, con el objetivo de aliviar la tensión financiera que tienen que afrontar, se está adoptando desde el comienzo de la crisis una serie de medidas, instrumentadas con la publicación de diversas normas (fundamentalmente, Reales Decretos-Leyes).

A continuación, analizaremos dos de estas medidas, de especial interés por afectar a multitud de empresas y trabajadores autónomos; veremos también que, para su completa ejecución, se espera una próxima normativa de desarrollo; estudiaremos los plazos de solicitud y las circunstancias relativas a su concesión, y abordaremos qué actuaciones deben llevar a cabo los solicitantes para beneficiarse de estas ventajas. También veremos que con posterioridad a la citada norma, el Real Decreto-Ley 15/2020, de 21 de abril , empezó a clarificar algunos aspectos del procedimiento, y una Orden ministerial posterior delimitó las actividades a las que se puede aplicarse la moratoria.

1. Moratoria de las cotizaciones sociales

Entre las citadas medidas, el artículo 34 del citado RDL habilitó a la Tesorería General de la Seguridad Social para la concesión de forma excepcional de moratorias en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social atendiendo a excepcionales circunstancias, en los casos y condiciones que se determinen mediante Orden Ministerial.

  • El período de devengo en el caso de empresas es el comprendido entre abril y junio de 2020.
  • En el caso de los autónomos, es el transcurrido entre mayo y julio de 2020.

Esta diferenciación nos obliga a detallar, más adelante, los distintos periodos de solicitud por parte de empresarios y autónomos.

Veamos algunas de las principales características de la moratoria a través de los siguientes esquemas:



2. Aplazamiento del pago de deudas con la Seguridad Social

En este ámbito, se permite que las empresas y autónomos que no tengan en vigor aplazamientos pendientes puedan solicitar el aplazamiento del pago de las deudas con la Seguridad Social, que deban ingresar entre los meses de abril y junio de 2020, con una rebaja sustancial del tipo de interés exigido, que se fija en el 0,5%

Exactamente, el artículo 35 del RDL indicó lo siguiente:

«Las empresas y los trabajadores por cuenta propia incluidos en cualquier régimen de la Seguridad social o los autorizados para actuar a través del Sistema de remisión electrónica de datos en el ámbito de la Seguridad Social (Sistema RED), siempre que no tuvieran otro aplazamiento en vigor, podrán solicitar el aplazamiento en el pago de sus deudas con la Seguridad Social cuyo plazo reglamentario de ingreso tenga lugar entre los meses de abril y junio de 2020, en los términos y condiciones establecidos en la normativa de Seguridad Social, siendo de aplicación un interés del 0,5% en lugar del previsto en el artículo 23.5 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto-Ley 8/2015, de 30 de octubre. Estas solicitudes de aplazamiento deberán efectuarse antes del transcurso de los diez primeros naturales del plazo reglamentario de ingreso anteriormente señalado.»

Además, para facilitar a las empresas y a los autónomos la realización de las gestiones con la Seguridad Social, la norma permite a empresas y gestorías a utilizar el Sistema de remisión electrónica de datos (RED) para efectuar por medios electrónicos las solicitudes y demás trámites correspondientes a los aplazamientos en el pago de deudas, las moratorias en el pago de cotizaciones y las devoluciones de ingresos indebidos con la Seguridad Social.

3. Normativa de desarrollo y trámites

Orden ministerial ISM/371/2020 y medidas del Real Decreto-Ley 15/2020

Desde la entrada en vigor del citado RDL 11/2020, empresas y autónomos han esperado la publicación de la normativa de desarrollo de los requisitos y condiciones de la solicitud de moratoria de cotizaciones a la Seguridad Social.

En este sentido, la Orden ISM/371/2020, de 24 de abril , determina que la moratoria resultará de aplicación a las empresas y a los trabajadores por cuenta propia cuya actividad económica, entre aquellas que no se encuentren suspendidas con ocasión del estado de alarma, esté incluida en los siguientes códigos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE-2009):

119 (Otros cultivos no perennes).

129 (Otros cultivos perennes).

1812 (Otras actividades de impresión y artes gráficas).

2512 (Fabricación de carpintería metálica).

4322 (Fontanería, instalaciones de sistemas de calefacción y aire acondicionado).

4332 (Instalación de carpintería).

4711 (Comercio al por menor en establecimientos no especializados, con predominio en productos alimenticios, bebidas y tabaco).

4719 (Otro comercio al por menor en establecimientos no especializados).

4724 (Comercio al por menor de pan y productos de panadería, confitería y pastelería en establecimientos especializados).

7311 (Agencias de publicidad).

8623 (Actividades odontológicas).

9602 (Peluquería y otros tratamientos de belleza).

Unos días antes, el Real Decreto-Ley 15/2020, de 21 de abril , de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo, añadió que el aplazamiento de las deudas se concederá mediante una única resolución (con independencia de los meses que comprenda) se amortizará mediante pagos mensuales y determinará un plazo de amortización de 4 meses por cada mensualidad solicitada a partir del mes siguiente al que aquella se haya dictado, sin que exceda en total de 12 mensualidades.

La solicitud de este aplazamiento determinará la suspensión del procedimiento recaudatorio respecto a las deudas afectadas por el mismo y que el deudor sea considerado al corriente de sus obligaciones con la Seguridad Social hasta que se dicte la correspondiente resolución.

Además, esta norma introdujo un elemento fundamental: el aplazamiento será incompatible con la moratoria de las cotizaciones a la Seguridad Social: las solicitudes de aplazamiento por periodos respecto de los que también se haya solicitado la citada moratoria se tendrán por no presentadas, si al solicitante se le ha concedido esta última.

Sistema RED

Los interesados continúan esperando la habilitación de las opciones en el Sistema RED que les permitan solicitar la moratoria y, en su caso, el aplazamiento de las deudas sociales previsto en el RDL.

Solicitudes y su concesión

En cualquier caso, para la moratoria es posible una solicitud única que abarque los periodos de liquidación consecutivos, o bien una solicitud por cada período de liquidación que corresponda.

En lo que respecta a la concesión de la moratoria, hemos visto en los esquemas que la decisión se comunicará en el plazo de tres meses de la solicitud, si bien se considerará realizada la comunicación con la efectiva aplicación de la moratoria en las liquidaciones que se practiquen a partir del momento en que se presente la solicitud.

Sobre los aplazamientos de deudas, las empresas deberán hacer una petición para todos sus Códigos Cuenta de Cotización; pero si el empresario es persona física en alta en el RETA y quiere aplazar sus cuotas, habrá de presentar dos solicitudes (una por los trabajadores, y otra por su cuota en el régimen especial).

4. Actuaciones de empresas y autónomos para acogerse a estas medidas

Empresas

Como hemos visto, en caso de autorizarse la moratoria de sus cotizaciones cuyo devengo comprenda los meses de abril a junio de 2020, podrán ingresarla en los meses de noviembre y diciembre de 2020, y enero de 2021, respectivamente. En cuanto a las cuotas del último trimestre de 2020, se ingresarán de forma simultánea a las antes citadas.

En cuanto al aplazamiento de deudas con la Seguridad Social, se aplicará un interés del 0,5% a las deudas cuyo plazo reglamentario de ingreso comprenda los meses de abril a junio de 2020, como se ha expresado.

Atendiendo a la realidad de las empresas durante el estado de alarma:

  • Si han instado un ERTE por fuerza mayor: durante el mes de marzo (parte proporcional) no debieron pagar las cuotas de los trabajadores acogidos al ERTE; en el mes de abril no pagan su cuota por el ERTE, y podrán acogerse al aplazamiento; dicho aplazamiento será extensible a los meses de mayo y junio.
  • Si, por el contrario, han decidido mantener su actividad: podrán haberse acogido al aplazamiento en el mes de marzo, y al aplazamiento y la moratoria durante los meses de abril, mayo y junio.

Respecto de las solicitudes de moratoria, diferenciaremos los siguientes plazos de presentación, teniendo en cuenta los periodos de liquidación:

Veamos a continuación las solicitudes de aplazamiento de deudas para empresas, en función también de los periodos de liquidación:

Trabajadores autónomos

En los meses de noviembre y diciembre de 2020, y en el mes de enero de 2021 (también simultáneamente con las tres últimas cuotas de 2020) ingresarán, si la contestación a la solicitud es positiva, las cotizaciones sociales cuyo período de devengo esté comprendido entre mayo, junio y julio de 2020.

Los autónomos trabajadores del mar (régimen especial) harán esos ingresos en los meses de diciembre de 2020, y enero y febrero de 2021.

Las opciones, en estos casos, no comprenden el ERTE (salvo empresas) sino la prestación extraordinaria por cese de actividad a la que ya se han acogido muchos autónomos:

  • Si se les reconoce la prestación extraordinaria por cese de actividad: si no pagaron la cuota de marzo, no se les sumará recargo (si la pagaron, la Seguridad Social les reintegrará la parte proporcional del mes reconocido); durante el mes de abril no pagan cuota de autónomos, y durante los meses de mayo y junio se beneficiarán del aplazamiento.
  • Si continuaron trabajando: pagaron lógicamente la cuota de autónomos del mes de marzo, podrán aplazar las dudas del mes de abril y se beneficiarán de la moratoria, el aplazamiento y la moratoria de los meses de mayo y junio, y la moratoria de julio.

Como en el caso anterior, veamos la presentación de solicitudes de moratoria para cada período de liquidación:

También podemos calcular los plazos de las solicitudes de aplazamiento de deudas para empresas, teniendo en cuenta los diferentes periodos de liquidación:

Estaremos atentos a la publicación de más normativa que desarrolle y clarifique los aspectos pendientes.

Fuente: LALEYDIGITAL
« Volver